Saltar al contenido

Pelicula Licencia Para Matar Clint Eastwood

Finalmente, el actor-directivo decidió regentar la película porque según sus propias expresiones “no habría encontrado a ningún directivo dispuesto a subir y bajar montañas y quedarse colgado a una cantidad enorme de metros de altura… por el hecho de que esa es la única manera de regentar una película de estas, estando al lado de los actores”. Eastwood da vida a Jonathan Hemlock, un asesino a sueldo retirado que no quiere entender nada de misiones secretas. Vive dando clases de Historia en la Facultad, y su enorme pasión es coleccionar importantes cuadros, piezas maestras de la pintura. Hasta él llega la organización de Dragón, que le encargan, bajo chantaje, un nuevo trabajo, asesinar a un agente que ha matado a uno de los suyos. Hemlock accede, garantizándose su última misión, además de una cargada cantidad de dinero.

Su relación con su “asegurador” va enriqueciéndose con matices inteligentemente expuestos a lo largo de la trama. Tras la confesión íntima de Shockley , se da cuenta de que ambos son iguales, y a ella le enternece la torpeza y también ingenuidad de él. La secuencia en la que ella llama por teléfono para apostar dinero a que Molly lo logrará es la forma de decirle a Shockley que se está enamorando de él. Eastwood realiza una especie de road movie (ese tortuoso viaje de los dos personajes centrales atravesando riesgos mil y conociéndose el uno al otro), no exenta de elementos de puro western. No en balde, parte de la acción transcurre en grandes espacios, algo desérticos, cambiando el caballo por una moto. También hablamos de un largometraje muy violento, tanto en los diálogos como en la acción de la historia, siendo lo más recordable los tres sensacionales tiroteos por los que Eastwood fue poderosamente criticado, acusado de mostrar crueldad de manera gratuita.

El Ranking De Las 38 Películas Dirigidas Por Clint Eastwood Según La Crítica Enfocada Y Los Cinéfilos

La 1 emite esta noche (22.30) la película ‘Licencia para matar‘, un tradicional del cine de montaña si bien el título, el director y los personajes principales no den pie precisamente a pensar en ello. Hay que ir al título original ‘The Eiger sanction’ para empezar a tener pistas de su contenido alpino. Un film de factura estadounidense, efectuado en 1975, dirigido y protagonizado por Clint Eastwood y concebido como respuesta a la, en esos años, muy popular saga del James Bond, el popular agente 007. De entrada, era un proyecto en el que Eastwood figuraba solo como personaje principal , designado a proseguir cultivando su imagen de héroe de acción, que tan excelente resultados económicos le había dado en los años anteriores.

Fueron grabadas y/o protagonizadas en el Monument Valley y en la mítica cara norte del Eiger por nuestro Eastwood, frente a unos ejecutivos de la Universal a los que no les cabía el cuello en la camisa solo de meditar que su estrella mucho más taquillera podía resultar herida a lo largo del rodaje. En verdad, un integrante del aparato falleció aplastado por una roca el segundo día de filmación, incidente del que fue testigo el director y que le dejó muy impresionado. La película parece una suerte de respuesta a la saga británica de James Bond, que en aquellos años era tan popular, una cinta de espías en metas secretas, enfrentados a agentes dobles, con chicas guapas y mucha acción.

Lo que de entrada parece una misión más sin importancia alguna, se va transformando en una genuina pesadilla para Schockley y su acompañante, más importante de lo que le dijeron. Una historia simple en su línea central, quizá bastante simple, pero rica en matices, pequeños datos muy reveladores e atrayentes, que en su instante supusieron en cierta forma una innovación en el thriller. El guión corresponde a Dennis Shryack y Michael Butler, que en 1985 ofrecerían 2 nuevos guiones a Eastwood, admitiendo este uno de ellos (‘El jinete pálido’), y rechazando el otro que sería protagonizado por Chuck Norris (‘Código de silencio’).

Directivo

Si no estás registrado/a puedes contactarnos vía Twitter, IG, FB o por correo electrónico a info -arroba- filmaffinity -punto- com. El personaje femenino tiene una fuerte presencia en la trama, alén de ser una mera puta que puede poner en alerta a altos estamentos que antaño pidieron sus servicios. Con ella, Eastwood derrumba parte importante de los convencionalismos machistas que había en este género de cine. Ayuda como un ejemplo, la increíble secuencia en la que secuestran el vehículo de un policía con éste dentro, y Molly responde con talento a los comentarios machistas del oficial, comparando las profesiones de prostituta con la de policía. Molly es como Shockley (otro antihéore mucho más en la carrera de Eastwood), una perdedora que no sabe cómo dejar la vida que transporta.

Al respecto, Eastwood bromeó alguna vez alegando que temía que cualquier ocasión la actriz se pusiese a cantar en un largometraje tan violento. Fue exactamente esa crueldad la que logró que Streisand se apartase del emprendimiento, siendo reemplazada por Sondra Locke, quien logró una de sus mejores interpretaciones, aparte de tener una extraordinaria química con Eastwood, por aquel entonces compañero sentimental de la actriz. Si el preso acababa el pasillo con la cabeza alta se le consideraba alguien con valentía. Esto enlaza con la famosa secuencia final de la película, y de qué forma no, es un factor de western, género al que Eastwood va a estar relacionado eternamente. Los derechos de propiedad intelectual de las críticas corresponden a los que corresponden críticos y/o medios de comunicación de los que han sido extraídos. Filmaffinity no guarda relación alguna con el productor, productora o distribuidor/a de la película.

Comentarios

Pero \’Licencia para matar\’ escapa un poco al esquema de las cintas de 007, por cuanto las situaciones de acción huyen de la espectacularidad típica, haciéndolas lo mucho más realistas posible, algo que en la película de Eastwood se preocuparon de enfatizar. Un instructor de arte tradicional y coleccionista, que hizo asimismo trabajos como asesino profesional, es obligado a realizar un último asesinato antes de retirarse, para vengar la desaparición de un viejo amigo. En un principio la Warner había conseguido los derechos a fin de que la protagonizasen Barbra Streisand y Clint Eastwood, a quien le apetecía rodarla (sería su sexta película como directivo), pero no veía con positivos puntos de vistas a su compañera de reparto.

En el momento en que se da cuenta de que todo el planeta a su alrededor está asquerosamente podrido es en el momento en que estalla, y decide realizar algo por poner en prueba las patrañas de la burocracia, y la corrupción del estamento policial, algo que sí le empareja con Callahan. A la vez, la otra cara de Hemlock es la de un profesor de Historia que aparenta llevar una vida totalmente sosegada. A pesar de que hace cierto tiempo decidió dar carpetazo a su pasado más obscuro y se prometió no regresar a cometer ningún asesinato más, una organización criminal se va a poner en contacto con él prometiéndole una gran suma de dinero en lugar de una última misión. He aquí todas las películas que ha realizado Clint Eastwood, en orden de calidad según la opinión de los críticos expertos y los cinéfilos que votan en Internet.

El inconveniente es que desconocen la identidad del asesino, solo que éste está en un equipo de alpinismo que escalará el peligroso monte Eiger en los alpes suizos (de ahí el título original que traducido sería La sanción del Eiger). \’Licencia para matar\’ cambia la espectacularidad de las situaciones de acción de los films de espionaje por la espectacularidad de múltiples escenas en las que los personajes practican alpinismo. Estas escenas no poseen ni un solo efecto especial, fueron efectuadas por nuestro Eastwood que vio como la Universal se ponía a rezar suponiendo que su estrella mucho más taquillera podría salir herida en el rodaje de las mismas.

El copyright del poster, carátula, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler y banda sonora original pertenecen a las que corresponden productoras y/o distribuidoras. El texto está libre bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0; tienen la posibilidad de aplicarse cláusulas adicionales. ‘Ruta suicida’ podría ser considerada, solo en parte, como heredera directa de los films de Harry Callahan (hasta ese instante Eastwood le había dado vida tres ocasiones). Para empezar es un borracho empedernido, desaliñado, que ha perdido toda esperanza de conformar una familia o resolver en su trayectoria policial un caso realmente importante que le estudio popularidad y prestigio. Ahora solo sueña con cumplir su tiempo de servicio y jubilarse como buenamente puede para perderse en el olvido. Shockley además de esto es imbécil, torpe y también ingenuo, no se da cuenta de la evidente trampa que le han tendido (el espectador se lo huele desde el primer instante, y la prostituta no hace mucho más que advertirle de esto, hasta hay apuestas sobre si lo lograrán o no).

Título Original: The Eiger Sanction

Nuestro Eastwood lo escaló, despues de entrenarse a conciencia en Yosemite y en la zona de Carmel, el pueblo del que años más tarde sería alcalde. Su largo metraje (más de dos horas) y la lentitud de la acción, con largas situaciones de escalada, fueron ciertas causas esgrimidas en contra suya. Pero como aquí no hablamos de cine sino de montaña, esos argumentos son exactamente los que convierten a ‘Licencia para matar’ en un clásico del cine de montaña. Eastwood deseó convencer a su amigo Don Siegel de que dirigiese la película, pero este rehusó la proposición aduciendo que estaba mayor para regentar una película de la que buena parte se rodó prácticamente realizando alpinismo, por lo que el director de \’Harry el sucio\’ le recomendó a Eastwood que fuera él el directivo. Tras el estreno Siegel confesó que la película no le gustaba resaltando solo el trabajo tras las cámaras de su buen amigo. Si alguna síntesis cuenta demasiados detalles del razonamiento, si ves algún error que desees corregir o para completar datos de la ficha o añadir datas de estreno en tu país- puedes mandarnos un mensaje interno en la página.

El primer tiroteo, el de una pequeña casa en la que los personajes principales se refugian, y que acaba literalmente derrumbada, está inspirada en un hecho real en el que sucedió exactamente lo mismo , y Walter Hill la reproduciría para su inspirada ‘Forajidos de leyenda’ (‘The Long Riders’, 1980). El segundo, el de un vehículo de policía sirve como punto de cambio en el relato, policías con rostro irreconocible , dado que a partir de ahí Shockley sale de su estrechez mental. Clint Eastwood da vida a Ben Shockley, un policía de poca monta que recibe la misión de llevar a una prostituta , testigo de un juicio, desde Las Vegas a Phoenix.